domingo, 19 de noviembre de 2006

Homenaje a mi abuelo

Recuerdos imborrables de alguien que nos hizo la vida más alegre mientras estuvo con nosotros
La clásica radio a pilas, tan necesaria a la hora de ir al estadio para ir a ver a la "U".
Además de la setentera corbata con diagonales celestes, testimonio de la época y de quien sabe cuantos coqueteos.

Sombrero de mi abuelo Osvaldo, ese alegre hombre que se encargaba de darle magia a este mundo cuando quien les habla tenía 4 años.


El fue el primero en partir, y nunca jamás nos ha dejado solos