jueves, 31 de julio de 2008

Las ñañas

No las olvidamos, ni a ellas
ni a su interminable lucha por la dignidad de su pueblo


Las quisimos acompañar aunque sea por instantes para remecer algunas conciencias

y empaparnos de su presencia


Las escuchamos, pedimos justicia
las respetamos
y las abrazamos